Una atracción hacia la corresponsalía de guerra

Agustina Blanco

Era marzo de 2011 y ella empezaba una nueva etapa en su vida. Con muchos nervios y expectativas comenzaba a formarse en lo que quería hacer para siempre. Periodismo era la carrera que había elegido por ser “una persona curiosa, que le gusta escribir e investigar”.

11304158_10207007780976676_925318749_nEn su primera clase en el CUP, también le llegó la hora de contestar la pregunta que el profesor les hacía a todos sus alumnos. ¿Qué te gustaría hacer en un futuro como periodista? Ella, sin dudarlo, dijo: “Quiero ser corresponsal de guerra”.

Agustina Blanco se recibió en Mayo de 2014 y comenzó a ejercer la profesión creando su blog personal. “Esta idea de escribir por mi cuenta surgió al identificar que varios colegas que están en los grandes medios tienen su sitio de internet propio, así que me lancé, yo también, a intentarlo”, cuenta.

Para Agus, lo fundamental de un periodista es que tenga “la capacidad para asumir desafíos”. Teniendo en cuenta este criterio, su mejor experiencia fue cuando “simplemente se animó” y entrevistó, cara a cara, al ex Ministro de Economía Ricardo López Murphy. “Cuando encendí el grabador me pregunté si realmente estaba lista para semejante personaje con 21 años y pocas entrevistas en la espalda, pero con el pasar de las preguntas una se acomoda y la cuestión fluye”, recuerda.

Agus tiene una gran pasión por las palabras. A ella le gustaría ingresar en un medio gráfico local. Sin embargo, como dijo convencida ese día en el aula, su mayor deseo es ejercer el periodismo en los conflictos bélicos. “El interés surgió porque me atraen las películas de guerra de la Primera y Segunda Guerra Mundial. Ser corresponsal de guerra suena cautivador por la valiosa experiencia que eso podría dejarle a una y por el hecho de poder aportar una visión propia del asunto”, afirma.

Micaela Maniás

Recibí información del CUP